Blogia
LA CULPA FUE DE LA PARÁFRASIS

Mis amigos los japoneses...

Mis amigos los japoneses... Acerca de la infidelidad del hombre...

"Los japoneses, no idealizan, como lo hacemos en Estados Unidos, el amor y al matrimonio, presentándolos como la misma cosa. Nosotros consideramos el amor como la base de la elección del cónyuge. " Estar enamorado" es nuestra razón más importante para el matrimonio. Una vez casados, la atracción física que siente el marido hacia otra mujer es humillante para la esposa porque está ofreciendo a otra lo que con todo derecho le pertenece a ella. Los japoneses lo juzgan de modo distinto. En la elección de una esposa, el joven debe inclinarse ante la decisión de sus padres y casarse ciegamente, y ha de observar gran formalidad en las relaciones con su esposa. Incluso en la vida cotidiana de la familia, los hijos no observan jamás ningún gesto de índole erótica entre sus padres. " El objeto real del matrimonio es considerado en este país - dice un japonés contemporáneo en una revista- como la procreación de hijos y la continuidad de la vida familiar a través de ellos. Cualquier otro propósito sólo sirve para desvirtuar su auténtico significado. ".

Esto no quiere decir que un hombre, para permanecer virtuioso, haya de limitarse a este tipo de vida. Si puede permitirse el lujo, tendrá una querida. En fuerte contraste con China, no incorpora a la familia a la mujer con la que se ha encaprichado. Si lo hiciera, confundiría esos sectores de la vida que debe mantener separados. Puede que la muchacha sea una geisha, muy adiestrada en la música, el baile, el masaje, y las artes del entretenimiento, o quizás sea una prostituta. En cualquier caso, él firma un contrato con la casa donde está empleada, y este contrato la protege a ella del abandono y le asegura una compensación financiera. La instala en una casa propia. Solamente en casos excepcionales, como, por ejemplo, cuando la muchacha tiene un hijo que el hombre quiere educar junto a los habidos de su matrimonio, la lleva a su hogar, pero se la considera como una de las criadas, no como una concubina. [....]

Solamente en la clase alta pueden permitirse el lujo de mantener queridas, pero la mayor parte de los hombres visitan alguna vez en su vida a geishas o prostitutas. Estas visitas no tienen nada de subrepticias. La esposa puede que ayude al marido a vestirse y componerse para su tarde de asueto. Quizá la casa que él visite envíe la facutra a la esposa, que la pagará como cosa muy normal. Puede que se sienta digustada por ello, pero eso no es asunto suyo. [...]".

Acerca de la masturbación...

"Tampoco son moralistas con respecto a los placeres autoeróticos. No existe ningún otro pueblo que haya utilizado nunca tantos artefactos para estos propósitos- [...] Los bebés y los niños japoneses no sufren estas experiencias (nota: habla de castigos o miedos por ejercer la masturbación), y , por tanto, cuando son mayores, no pueden adoptar nuestra actitud. El autoerotismo es un placer frente al cual no sienten ninguna culpabilidad y del que piensan que está suficientemente controlado al asignarle el lugar menor que le corresponde en una vida decorosa.".

Capítulo: " El círculo de los sentimientos humanos".
Ruth Benedict: El crisantemo y la espada. Patrones de la cultura japonesa.
Alianza editorial. Antropología.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Afrodita -

¿Alguien sabe por que a las Geishas se les consideraba como a simples prostitutas?

En mi opinion creo que fue por que la primer geisha mujer fue una protituta. Era una mujer inteligente y de gran talento.

Y sabiais tambien que las primeras geishas eran hombres disfrazados dee mujeres, simples bufones creados para hacer reir a los hombres.

Hasta que una prostituta se dio cuenta de que ella podía ser mejor geisha que cualquier hombre. A partir de ahí las mujeres fueron creando esa élite de mujeres las cuels se caracterizaban por su belleza, talento y sobretodo discrepcion. Ya que el carín rojo sellaba los labios de una geisha para siempre. No hablaban ni se su vida ni de sus crientes. En la actualidad el barrio japones de las geishas esta considarado como una espece de sexta en la que hombligan a chicas adolescentes a prostituirse bajo la fina capa de una gran cultura y talento.

Gracias por eschucharme, os doy mi MSN:

kikioforever@hotmail.com

Adios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres